martes, 27 de octubre de 2009

Encuentro casual con doble de escritor

Acabo de volver de mi clase en el CABA y tengo una hora para almorzar, bañarme, terminar una cosa para el laburo (como si no me fuera suficiente con la tarea para mis estudios, a veces tengo tarea para el laburo) y partir para este. Pero no podía dejar de pasar por acá y dejar nota del tan pequeño, simple y divertido episodio que acabo de vivir. Tal vez porque aún con el tiempo justo, no podía dejar de perderlo un poquito (porque llegar temprano.. ¡jamás! ..jajaja), o tal vez porque venía leyendo el libro que me regaló mi hermano por mi cumpleaños, "El Pibe Que Arruinaba Las Fotos", de Hernán Casciari, donde cuenta anécdotas de su vida con un humor que encuentro delicioso, o tal vez porque, simplemente, "aguante la vida ♥", como dice un fragmento de un mail que una vez le escribí a Madre y que esta imprimió y colgó con un imán en la heladera.

La cuestión es que salí del subte, con una sonrisa que me dejó mi lectura diaria en el transporte público, y caminando por mi cuadra vi que enfrente estaban los pibes de la escuela cuyo patio da a la calle y está separado de esta por una reja (logrando una encantadora analogía entre presos y "el futuro", o sea, los bepis) pidiendo por la pelota que se les había escapado, cosa que ocurre normalmente, y como justo un tipo pasaba por ahí, lo llamaban a él. Él agarró la pelota de la vereda y la pateó, pero rebotó en la reja, y la volvió a patear, pero volvió a rebotar y caer de su lado, entonces la agarró con las manos y la tiró sobre la reja. Los pibes la agarraron y siguieron jugando en su recreo, mientras este siguió su camino.

Yo reía por dentro, pero inocentemente para mi sorpresa, cosa que rara vez logro porque suelo ser muy criticón y juzgador, creyendo que era el único que había presenciado el episodio cuando detrás mio escucho un "qué pelotudo", pero con el mismo tono libre de mierda con el que yo reía, y me di vuelta. Atrás mio caminaba un gordito simpático que había notado que yo también estaba atento a la vereda de enfrente. Intercambiamos una sonrisa y seguí caminando los pocos metros que quedaban hasta la entrada de mi edificio. Donde vi por el reflejo del vidrio de la puerta que pasó detrás mio y siguió por la cuadra. Pensé "ja, se parece al Gordo Casciari", y entré.

En mi viaje en ascensor supe que tendría que plasmar lo mucho que disfruto de compartir pequeñas cosas como esa en la vía pública y lo mucho que estoy empezando a disfrutar de todo este mundo de las letras.

17 punicomentarios en esta punientrada:

Pi Chan dijo...

es lo más!!!! justo hoy estaba escribiendo acerca de lo divertido que es mirar cosas random en el bondi y que por eso no puedo dormir... claro era con vos que lo hablé, now I remember.
En cuanto al mundo de las letras, qué decirte. Es lo más también =P disfrutalo mucho mucho, ya sea que escribas o que leas. Creo que te lo habrán dicho muchas personas, pero lo que lees te queda siempre ahi pegoteado en el alma y mágicamente cuando lo necesitas vuelve... siempre.

Julia... dijo...

No sabía que te gustaba Casciari! Yo leo Orsai hace un año ya. Es genial.

Hernan dijo...

Era yo.

E.- dijo...

ey! pun que genial =)
no había entendido en el mail que es lo que había pasado.. muy bizarro loco y divertido (:
loves ya.

La Gata Lola dijo...

Por fin puedo entrar a tu blog a comentar... por alguna extraña razon me daba siempre error.
Irónico es que ahora no tengo nada que decir XD

Anyway, me encanta leerte, sabelo n_n

Victoria Elisa dijo...

Soy una rayada.
Pero me gustó tu entrada-

srta.ligustrina dijo...

no se que tanto valor real o no puede tener esta invitacion para ud pero lo invito.

Me voy de viaje a la vida...¿me acompaña?

srta.ligustrina dijo...

Entonces, venga.

*le ofrece la mano y caminan juntos*

Jayu dijo...

yo soy un iman para situaciones memorables
una vez me paso q estaba caminando por la calle
y una vieja se acerco y me pregunto si tenia el pantalon manchado de mierda porque se habia caido.
me fijo y si, tenia un manchon tremendo en la parte de atras.
las dos cuadras restantes para llegar a mi casa hice 3 saltos mortales de la risa.

besaaaar.
si no me pones en tus recomendados te apuñalo la campera!

Jayu dijo...

pero, nene, vos no sabes que la gente se muere por recomendarme en cualquier sitio? :->

muuuuua

cronopia dijo...

vivo contando cosas asi y nadie me entiende
capaz las empiezo a subir al blog (?

flir dijo...

hahaha q genial lo q escribiste,
me encantan los momentos asi
lastima q cuando me pasan esas cosas
al toqe me las olvido :S

Pozo+10 dijo...

Hola pasate por mi blog http://bloglincolngrandt2009.blogspot.com/. Anotate en mis seguidores si queres y yo me anoto a los tuyos.

Puni dijo...

Waw, increíble, ya hay floggers en blogger :P

Garrón.. xD

matias dijo...

=)

Coneja dijo...

cuando tengo ratos libres y pacíficos (tannn de vez en cuando) me gusta salir a pasear para observar este tipo de cosas. hay por todos lados!
y cuando la sonrisa persiste, aunque haya finalizado el suceso, es genial.






...yo soy una niña-conejo que escribe y mira al cielo tambien! (y los perros me sonrien)

:)

Coneja dijo...

ahhhhhhhhhhhhh sos re creativo! (?)


lo dijo una coneja libriana, ja :P



(ah, y cuidado cuando mires al cielo otoñal, la otra vez me cayó una hoja de álamo en un ojo!)

Publicar un comentario